Derechos Reservados©®

Este Blog esta con derechos de autor Derechos Reservados©® , el 99% de la información que tenemos en este, es obra de sus autores, solicitamos a las personas que estén interesadas en postearlos en otros sitios contactar con nosotros a tutorialbdsm@gmail.com.

miércoles, 2 de marzo de 2011

Ventosas de Succión o Cumping



Esta técnica se refiere a la aplicación de un dispositivo de succión sobre la piel para atraer la sangre a la superficie. Era un tipo de sangría utilizado durante el siglo XVIII como una de las técnicas estrellas para el tratamiento de multitud de enfermedades. Se colocaban unas burbujas de cristal a las que se les había extraído el oxigeno por medio de una vela lo que generaba un vacío que atraía la sangre después de unos 30 minutos.

Esta técnica se utiliza en la actualidad para aumentar la sensibilidad de la piel. A veces se produce una sensibilización tan grande que se puede conseguir un orgasmo rozando la zona con una pluma. Las ventosas más usadas son las de goma que forman parte de los equipos portátiles para las picaduras de las serpientes, también pueden utilizarse embudos cerrados por la parte estrecha para crear una ventosa mayor. Los bordes de los embudos tienen que ser redondeados para que cuando haga ventosa no corten la piel. Pueden usarse los embudos colocando un tubo de goma blando de 6 cm. con una boquilla se extrae el aire aspirando después se cierra la goma con un clip o con tijeras de cierre.

El objetivo de estas ventosas y de cualquier otro artefacto es provocar sensaciones diferentes. Hay pequeñas ventosas para colocar en los pezones.

Una sesión de Cumping:

·         Ayuda a eliminar la retención de líquidos
·         Tiene efecto de drenaje capilar venoso y linfático
·         Activa el sistema linfático
·         Elimina toxinas
·         Activa la circulación de la sangre
·         Calma el estrés y la ansiedad
·        Libera endorfinas (analgésicos naturales que segrega nuestro organismo) calma dolores, reduce las inflamaciones
·         Refuerza el sistema inmunitario
·         Alergía. decaimiento, estreñimiento
·         Problemas circulatorios.
·         Ayuda en la perdida de peso.
·         Aumenta el calcio en sangre.
·         Estimula la zona, órgano y activa los puntos meridianos.

Las ventosas tradicionalmente han sido de bambú, madera, cristal, hasta las ahora revolucionarias ventosas de plástico por aspiración de presión negativa del aire. Sobre ellas hay alguna variante, como son las magnéticas.

El médico en Oriente, tenía tradicionalmente en el jardín o alrededores de su casa plantado bambú, planta autóctona de esos países, la cual era cortada delante del paciente cuando se necesitaba para los tratamientos, se pela la corteza y se tuesta un poco al fuego. Entonces ya está lista para ser utilizada. Por ello se pensaba que esa planta de la casa del médico, tenía extrañas propiedades al encontrar mejoría cuando se les aplicaba la ventosa de bambú. Lo cierto es que era la misma planta que la de cualquier otro lugar, pero bien utilizada en una práctica médica.

Aparecieron más tarde las de cerámica y cristal, hasta las más conocidas de aspiración con bomba de succión, de plástico.

Podemos hacer básicamente dos clasificaciones generales:

·         Ventosa Normal: La ventosa más corriente y práctica hoy por hoy es la de plástico, rápida eficaz y fácil de usar. Por supuesto, su efecto terapéutico se reduce al de aspiración, al no poderse calentar.

·         La ventosa caliente requiere más tiempo, cuidado y experiencia para no quemar al paciente y producir su efecto adecuado. Esto se hace aplicando alcohol y quemándola, inmediatamente se aplica sobre la zona a tratar y se produce aspiración por vacío, apagándose la ventosa. Si es de cristal este proceso se puede controlar visualmente, pero si es opaca (de bambú, madera, cerámica, etc) requiere un poco más de práctica.

El efecto del calor se conjuga con el de succión , abriendo los poros, incrementando la circulación, sacando productos de desecho o retenidos; como líquido en caso de articulaciones con lesión en las que previamente hay que hacer un pequeño orificio con la lanceta (aguja triangular), y sacar el líquido y sangre retenidos, eliminando así dolor e inflamación.

Dentro de cada una de estas dos divisiones nacen otras dos, a saber:

·         La Ventosa Blanca: Hace referencia al efecto terapéutico de la ventosa sin más.

·   La Ventosa Roja: Hace referencia a que a la vez se hace sangrado y se aspira simultáneamente para poder sacar la sangre cuando se requiere.

La ventosa roja puede aplicarse bien con calor, o sin él.

Hay tres aspectos principales para hacer tratamiento de ventosa:

Meridianos, puntos, y órganos por zonas.

Para el diagnóstico nos fijamos en el color de la piel al aplicar la ventosa, la zona y el punto o puntos donde está colocada.

Es una parte de la medicina oriental muy eficaz y seria cuando se realiza adecuadamente.

En BDSM lo podemos usar para una sesión en genitales y en pezones. Y en particular a mi me pone como loca ver algo como la succión de genitales, así que tal vez en un futuro tengamos una sesión de este estilo.

Para succionar el clítoris, los labios y pezones se puede emplear una bomba de vacío, consiste en un pequeño cilindro de unos diez o doce centímetros que va unido a un tubo flexible, éste gracias a una bomba permite extraer el aire y crear el vacío. La potente succión empuja a la sangre hacia la zona succionada, y toda la zona de alrededor. A medida que se van llenando de sangre, podemos observar como las zonas van creciendo por el efecto de la succión.

Se trata de una sensación lo suficientemente intensa como para provocar un orgasmo a más de una. Para otras mujeres el objetivo es agrandar el clítoris lo suficiente como para poder penetrar, y para otras la gracia está en jugar y acariciarse una vez retirado el cilindro, ya que la zona se vuelve más sensible.

Los succionadores de pezones tienen como objetivo agrandar los pezones y volverlos más sensibles.

Algunas sugerencias son:

·    Lo primero obviamente será los elementos como el succionador. Antes de comenzar puedes probar su uso aplicándolo en tu muslo o en el abdomen, cuando aprendas cómo va todo puedes ir al siguiente paso.

·       El rasurado genital es bueno, además de un pequeño baño de agua tibia o caliente para que los tejidos se relajen y se hagan más flexibles.

·       Al igual que en otras prácticas sexuales, al succionar es bueno usar un lubricante, tanto para evitar rozaduras como para sellar la unión entre tu piel y el cilindro.

·      Para comenzar se debe sujetar con una mano el cilindro apoyando contra la vulva y con el clítoris en el interior, la otra mano se encargará de bombear, cuando se haya creado el vacío suficiente el cilindro se mantendrá solo y no hará falta que lo sujetes.

·         Llegados a este punto, toca experimentar, buscar el placer ya que no se trata de llenar el cilindro, sino disfrutar de las sensaciones. Si en algún momento se siente demasiado dolor o molestias, se debe parar de bombear y reducir la presión. Si se pasa de rosca se puede hacer daño o sentir que los tejidos se adormecen.

·         Tras unos minutos se puede retirar el cilindro y disfrutar viendo como aumento de tamaño, y disfrutar con tu pareja.