Derechos Reservados©®

Este Blog esta con derechos de autor Derechos Reservados©® , el 99% de la información que tenemos en este, es obra de sus autores, solicitamos a las personas que estén interesadas en postearlos en otros sitios contactar con nosotros a tutorialbdsm@gmail.com.

jueves, 15 de julio de 2010

Anillo de O


Desde el estreno de la película “Historia de O” en 1974, la vieja escuela BDSM no había empleado el anillo, el cual se adopto a la simbología BDSM, y muy especialmente en las relaciones D/s, donde el Amo se lo impone a la sumisa o esclava en una ceremonia que suele revestir especial relevancia. Indicando pertenencia a su Señor.

Los amos realizan un ritual en donde se formaliza la entrega total del nueva esclava, a través de la firma del contrato de sumisión y la entrega del anillo. Aunque en el campo real y cotidiano, no todas las personas practicantes hacen esto, la cultura BDSM aboga por su cumplimiento.

Existen diferentes diseños, de los cuales el Dominante elige a su gusto el diseño y el tipo, (aro, solitario, con grabados o no, con símbolo BDSM o no) de anillo a utilizar por el Sumiso en los momentos de Juego o incluso en su vida diaria, como recordatorio de su condición de sometido.

Este tipo de anillo lo utilizan las parejas Amo/sumisa que tienen una relación 24/7, pero es obvio entender que no es exclusivo de ellos.

Posiciones en el Bondage



Siguiendo con este hermoso tema, he buscado un poco más de información para complementar un poco más lo que ya esta expuesto acá

Posición del Cerdo (Hogtied)

Atar juntos manos y pies; la clásica postura boca abajo con las manos atadas a los pies por la espalda.


Posición sobre Hombros (Over-arm tie)

Es cuando se atan las manos a la altura de la nuca detrás de la cabeza. Hay varias formas de hacerlo, muñecas atadas a sus respectivos brazos, muñecas atadas entre si. Ya atados los brazos, se tensan con una cuerda hacia atrás y uniéndola al tronco a la altura del pecho o de la cintura, así evitaremos la posibilidad de tirar los brazos hacia adelante.


Posición Strappado

Se atan las manos a la espalda, luego son elevarlas de manera que se obliga a flexionar el tronco, quedando las manos por encima de la cabeza.


Posición del Águila Extendida (Spread-eagle)

Consiste en atar los brazos y piernas por separado y abiertos, dejando al pasivo totalmente expuesto y vulnerable, generalmente en forma de cruz. Se puede utilizar una cruz o cuatro puntos en la pared para una posición vertical y los barrotes de una cama para una horizontal. Al tensar se pierde movimiento.


Posición de Atadura de Rana (Frog-tie)

Es una posición de esclavitud en donde los tobillos se atan junto con los muslos, quedando una posición que se asemeja a una rana agachada. Las muñecas pueden atarse a la espalda o juntándolas con los muslos respectivos. Coloca a la persona sumisa en una posición vulnerable, pero no la deja completamente inmovilizada, pudiendo moverse aunque con unos movimientos muy torpes.


Posición de Bola (Balltie)

Se ata a el sumiso en forma de de bola. Los pies deben tocar las nalgas, las rodillas en el pecho, pasando las cuerdas por debajo de las rodillas y la espalda-. Las manos deben ir a la espalda y los codos lo más juntos posible. Cuidado con la presión sobre el abdomen, no impidamos la respiración.


Posición de Codos tocándose (Elbows touching)

Se atan los codos juntos en la espalda y las manos normalmente en posición player, no se recomienda para todos los sumisos ya que requiere mucha flexibilidad. Es una posición que deja el pecho bastante expuesto.


Posición de Plegado Salvaje (Savage Fool)

Se atan las manos cruzándolas a la espalda; luego se sienta para realizar lo mismo con los pies, se puede hacer un collar con la cuerda o el de uso en las sesiones y se une la argolla con la cuerda de los pies acercando el cuello lo máximo posible a los pies (si no disponemos de collar, se puede hacer algo parecido atando los pies al arnés del pecho).

Posición Pretzel-hogtie Giaku-Ebi

Partiendo del hogtie, una cuerda va del arnés de los hombros a los pies y otra de la mordaza o la venda a las rodillas, provocando la inclinación de la espalda. Es una postura muy incómoda, que hay que trabajar con sumo cuidado, no usar mucho tiempo y, sobre todo, no forzar más allá de la movilidad/flexibilidad natural de cada cuerpo.


martes, 13 de julio de 2010

Bondage Japonés



Es curioso que no haya yo mencionado un tema tan exquisito, sensual y un arte en el cuerpo como lo es el Bondage. Así que ahí vamos


Comenzare con el lexico y luego unos pasos sencillos de Bondage.

Kinbaku         El arte de realizar un bondage estilo japonés.
Hojo-jutsu    Arte marcial consistente en la inmovilización de prisioneros.
Shibari           Acción de bondagear a alguien.
Shibaritai      Cuando el Maestro indica su deseo de bondagear a la sumisa.
Shibararetai  Cuando la sumisa indica su deseo de ser bondageada por el Maestro.
Shiatsu           El masaje de los centros energéticos del cuerpo humano.
Musubime     Nudo.
Nawa             Cuerda.
Nawashi        Un artista de la cuerda.
Asanawa       Cuerda tradicional japonesa.
Karada          Cuerpo – por extensión, el bondage que envuelve el cuerpo.
Shinju            Perlas – por extensión, el bondage de los senos.
Sakuranbo    Cerezas – por extensión, el bondage de las nalgas.
Kotori            Suspensión mediante el bondage.

KINBAKU – el arte japonés del encordamiento.

Es importante resaltar desde un principio la oposición del concepto entre el bondage japonés y los cordajes de orientación occidental, que solo pretenden generalmente la inmovilización del sujeto.

El que podemos también llamar arte del shibari, tiene también otros aspectos, como la calidad estética del conjunto cuerda-atamiento-sumisa, y una especie de «masaje» que consiste en el efecto energético –negativo o positivo- sobre ciertos puntos del cuerpo de la sumisa, relacionados con los meridianos energéticos del cuerpo humano, según la tradicional medicina oriental.

Inventada como una técnica de sutil y muy codificada forma de tortura hacia los prisioneros, el bondage se construye por etapas, con una considerable atención a los tiempos: primero se inmovilizan el tronco, luego las nalgas y el vientre, y finalmente se inmoviliza el cuerpo en su conjunto.

Aunque los japoneses utilizan tradicionalmente cuerdas de arroz o/y yute por sus características de manifiesta rugosidad, podemos usar también cuerdas de algodón o nylon de 8 a 12 mm de diámetro y de 10 a 15 metros de largo, como parte básica de nuestro equipamiento. El contar con algunas cuerdas cortas, de tres o cuatro metros, aunque rompe la ortodoxia del bondage tradicional, nos favorece mucho al comienzo la tensión a ejercer sobre ciertas partes del cuerpo.

Vamos a introducirnos en las 3 prácticas básicas:

Shinju: Bondage de senos – las perlas.
Sakuranbo: Bondage de nalgas, sujección del sexo - las cerezas.
Karada: Bondage corporal entero.

SHINJU – “Las Perlas”.

3 cuerdas cortas o una larga y una corta

1. Envuelve el torso con una cuerda, justo bajo los senos, no muy fuerte pero manteniendo una presión constante. Anuda la cuerda en la espalda, a la izquierda de la columna vertebral, cuyos bordes forman una línea de puntos de shiatsu que pueden ser estimulados.


2.  Repetir la operación con otra cuerda, pero justo sobre los senos, a no ser que se emplee una sola cuerda para ambas partes.


3.  Doblar la cuerda 3 y pasarla bajo las otras entre los senos. Cruzarla una o dos veces y luego llevarla hacía la espalda formando una V. Tensar la cuerda a fin de sostener y erguir los senos. Anudar nuevamente la cuerda en la espalda, pegado a la columna vertebral, pero no encima de ella.

4.  La presión mantenida sobre los senos, los irá haciendo cada vez más sensibles y la estimulación de los puntos del shiatsu ejercerá igualmente un efecto notable.

SAKURANBO – “Las Cerezas”.

De una a tres cuerdas

1.     Toma una cuerda, la doblas y haces un nudo simple de forma que puedas hacer un bucle. Coloca el bucle bajo el ombligo, enlaza el talle y pasa luego los extremos de la cuerda por el bucle.

2.    Volver a descender con la cuerda hacia el coño, pasarlo entre los labios, a ambos lados del clítoris.


Variante: para estimular el ano, el coño u ambos, practicar nudos a lo largo de la cuerda. Para facilitar el uso sexual de la sumisa con penetración, se puede pasar una parte de la cuerda por los labios.

3.     Volver a remontar entre las nalgas y anudar a la que ciñe el talle.

Las otras dos cuerdas se enrollan en torno a ambos muslos, justo bajo las nalgas. Ata cada cuerda sobre el exterior del muslo, dejando unos 30 cm. libres. Con ese trozo, sube hacía la espalda, apartando ligeramente las nalgas al subir, y la atas a la de la cintura, como siempre a un lado de la columna. El nombre de esta técnica proviene de la forma de ambas cuerdas alrededor de los muslos, que evoca un par de cerezas.

KARADA – “EL Cuerpo” (Arnés corporal) – una cuerda larga.

1.     Pliega la cuerda en dos, y pásala alrededor del cuello de la sumisa, dejando caer cada trozo a cada lado del cuerpo.

2.    Hacer un nudo justo por encima de los pechos, otro entre los pechos, el tercero a mitad de camino entre el segundo y el ombligo, y el cuarto entre el ombligo y el coño (para una estimulación mayor, puedes añadir un nudo al nivel del clítoris y otro para estimular el ano).

3.     Pasa la cuerda entre las piernas, luego súbela a lo largo de la columna vertebral y pasa los extremos por el bucle del cuello (podemos también empezar de nuevo en la espalda, antes de pasar los extremos).

4.     Separa ambos extremos y tráelos sobre el tórax, uno por cada lado, justo bajo los pechos.

5.      Pasa ahora bajo las cuerdas, y vuelve sobre la espalda, haciendo un nudo.

6.     Plegar la cuerda en dos, pasarla alrededor del cuello de la sumisa, dejando caer un trozo por delante de cada lado del cuerpo.

7.     Hacer un nudo justo por encima de los pechos, otro entre los pechos, el tercero a mitad de camino entre el segundo y el ombligo, y un cuarto nudo entre el ombligo y el sexo (para estimular aún más, puedes añadir un nudo a la altura del clítoris y uno para estimular el ano).

8.    Pasar la cuerda entre las piernas, subir a lo largo de la columna vertebral y pasar ambos cabos por el bucle del cuello (también puedes empezar de nuevo hacia la espalda, antes de pasar los cabos por el bucle).

9.    Separar ambos cabos, traerlos sobre el tórax, uno por cada lado, justo bajo los pechos.

10.   Pasa los cabos bajo las cuerdas, y llévalos a la espalda para hacer allí un nudo (o pasarlos en el bucle de la espalda).

11.    Luego empezar de nuevo esa misma operación hasta el fin de la cuerda: traer hacia delante, pasar bajo las cuerdas, volver hacía atrás, anudar, traer adelante.

12.   Ahora, puedes si lo deseas y tienes cuerda suficiente, atar manos, pies, brazos o piernas, o atar a un poste, una puerta.


Precauciones:

Cuando se pasa rápidamente grandes largos de cuerda entre otras cuerdas y la piel de la sumisa, debemos de proteger ese “paso” para evitar quemaduras en la piel.

Ten siempre una tijeras fuertes al alcance de la mano y comprueba que puedes cortar la cuerda en caso de emergencia.

Jamás pases un lazo apretado alrededor del cuello de la sumisa.

Cuida de comprobar regularmente las extremidades de la sumisa bajo bondage; si palidecen primero y luego se tornan azules y frías, es porque las cuerdas están demasiado apretadas y la sangre no circula adecuadamente. También son señales alarmantes la sensación de picazón o entumecimiento en los miembros. En esos casos, deshaz inmediatamente los lazos y fricciona los miembros afectados con alcohol o similar para hacer circular la sangre de nuevo.

Una palabra o “gesto de seguridad” es conveniente, en especial si el dominante carece de experiencia en el arte del bondage. La sumisa podrá indicar mediante una acción pactada previamente, su malestar o su decisión de abandonar la sesión de bondage.

Trata de averiguar las condiciones físicas de la sumisa: si padece tensión baja extrema, problemas cardiorespiratorios o déficit de circulación, deberías replantearte lo apropiado de una sesión de Bondage.

Y recuerda: no se trata de un simple “jugar a las cuerditas”. A veces, las sensaciones que una sumisa puede experimentar durante una sesión de bondage pueden llegar a niveles insospechados y rozar los límites de lo mágico. No es un juego más, salvo que te limites a sencillas ataduras de pies o manos – y aún así. Se ponen en marcha resortes que conectan al individuo con su lado más oculto y protegido: un terreno inexplorado que conviene estudiar con ánimo tranquilo y tiempo abundante. La sumisa, las cuerdas y el Máster, forman un triangulo mágico cuyo resultado puede ser unas gratificantes horas, un tiempo de increíbles emociones... o el éxtasis.

SHINJU.



Trabaja en cuatro formas:

1.    La cuerda, como un sostén, soporta los pechos. Este sostén se siente confortable.

2.    Senos y pezones (estos pezones dieron a este bondage su nombre)

3.    Se vuelven más sensibles al tacto.

4.  Da las sensación de ser “empaquetados” juntos, lo que es confortable, se siente seguro, y ayuda al sentimiento de sumisión.

Las cuerdas entran por debajo de los pechos y los nudos contra la columna vertebral proporcionan el masaje erótico. Esto es relajante como también excitante.

(Traducción del  cuadro de dibujo: Puede agregar pequeñas cuerdas aquí, para apretar los enlazados juntos, y adicionar presión extra a los senos.)

Puede crear aquí una sensación erótica extra haciendo uno o dos nudos extras en la soga, los cuales tocarán el clítoris y/o el ano.

Seguidamente, tome otra línea de 2.74 m y enrósquela alrededor del extremo de la parte superior de la pierna, justo debajo de las nalgas.

Asegúrese de dejar una punta de aproximadamente 25 a 30 cm y ate ambas puntas juntas. Los nudos estarían justo en la parte de afuera, presionando contra el culo. Haga lo mismo alrededor de la otra pierna.

Ahora tome el largo de las puntas, condúzcalas cruzándolas sobre el culo hacia la espina dorsal y átelas al enroscado de la cintura. Estas dos puntas y los nudos contra la parte inferior del culo forman la cereza, que le da el nombre a este bondage.

SUKARANBO.


Este trabaja en dos formas:

Masaje erótico: Directamente a la zona erótica primaria tanto como al culo y a la parte mas baja de la espina dorsal.

Seguridad y comodidad.

(Traducción del dibujo: Asegúrese que su primer lazo alrededor de cada pierna siga cuidadosamente la línea justo debajo de las nalgas, en donde está la mayor intensidad de estimulación erótica.)

Detalle picante: Puede usar fácilmente estos bondages debajo de su ropa corriente y por un largo período de tiempo. Pruebe de ir de compras, tener una agradable cena o ir al cine de esta forma.

El bondage es un trabajo lento pero seguro y es también una maravillosa promesa de las cosas que vendrán. en lugar de usar nudos puede también intentar usar uno o dos pequeños dildos.

Les adjunto un regalito extra y es de los magníficos Two Knotty Boys "TKB"



miércoles, 7 de julio de 2010

Escarificaciones

"Antes de empezar, esto no lo considero una técnica en BDSM, si alguien la usa diciendo que lo es, pues anda equivocado, la menciono por el hecho de que la han usado por varios siglos en muchas tribus, y dista de lo que en occidente hacen".


La palabra como tal proviene del inglés “scar” significa cicatriz. Los primeros en utilizar esta técnica fueron las tribus de América, África y Australia, quienes realizaban cortes con un cuchillo en la piel de los niños cuando eran ascendidos al status de hombres, como parte de un rito de iniciación, como lo era la conmemoración de algún hecho, signo de luto, cuestiones terapéuticas, y mágicas o demostrar su poder.

En algunas culturas piensan que la piel lisa es inacabada y poco atractiva, es por eso que la mayoría de mujeres utilizan la escarificación como símbolo de belleza.

En algunas ocasiones se insertan substancias que hacen que la piel cambie de color, y con él el status de al persona en la tribu. Debido a que la escarificación es tan dolorosa, las personas que tienen muchas, son honradas su coraje y valentía. Las escarificaciones son cicatrices producidas bien por cortes (superficiales o profundos) o por quemaduras que pueden ser por la acción del fuego o de un cáustico. Estas heridas dan lugar a una costra que por lo general es de color oscuro, resultante de la muerte de tejidos. Este tipo de modificación corporal se realiza no con agujas como el tatuaje sino con cuchillo, que deja cicatrices que por si mismas forman un diseño. Algunas ocasiones se realizan tratamiento de las heridas para que cicatricen con relieve y sea más notoria la escarificación. En otras se dejan al cuerpo resolver este tema a su modo natural, es por ello que en personas que cicatrizan en un grueso cordón. Este tipo de cicatrización se llama queloide.

Algunas culturas han utilizado esta técnica como método de diferenciador corporal, mediante escarificaciones, que no se limitan sólo a cortes, sino que se utilizan a continuación cenizas vegetales sobre el dibujo y queda en relieve, o se introducen pigmentos y otras materias irritantes en las heridas para realizarlas. Pueden ser:

  •      Cicatrices Guerreras: Pruebas de valor y virilidad, que hace a los portadores más interesantes antes las mujeres. Un joven no será reconocido como guerrero si no se muestra un gran número de ‘marcas de valor’, lo que par los ejércitos son las ‘medallas de guerra’.

  •  Las Escarificaciones Femeninas: Son consideradas como un elemento de belleza y con una finalidad erótica, hay etnias africanas y americanas a las que les fascinan los cortes en las nalgas de las mujeres, otros son diseños geométricos que convergen en los órganos sexuales. Hay jóvenes que pueden ser marcadas con varios modelos de escarificaciones, cada una con un particular significado sexual. Esta técnica es tan antigua como la mismísima civilización maya, que usa la escarificación desde tiempos ancestrales con fines estéticos.

  •      Para Evitar Enfermedades y ahuyentar a los “malos espíritus”. Las realizan los curanderos de las tribus, marcando los contornos de los orificios del cuerpo, como la boca, el ombligo o los órganos sexuales.

  •      Religioso: Cuando practican algún tipo de magia o son los líderes espirituales de su etnia.

  •      Marcas Tribales: como diferenciación entre etnias. Se ejecutan con frecuencia en los ritos de iniciación, en ocasiones determinan la pertinencia a un clan, indican una clase social o pertenencia a sociedades masculinas. En tribus como la Bessoribe, en la República de Benin, al oeste de África, las escarificaciones adquieren un significado mucho más profundo y forman parte de una tradición milenaria. Decenas de pequeños cortes en la cara simbolizan que un bebé ha sido destetado y que se convierte en niño. Los padres consideran esta práctica como un paso vital para complacer a los espíritus de sus ancestros y conseguir así que protejan a su hijo. Cuando se inicia la etapa adulta -cerca de los 15 años-, los chicos se someten a un ritual en el que reciben más de 100 incisiones en el abdomen para probar su coraje. Al enfrentarse al dolor que producen las heridas demuestran su hombría y valor. De este modo su valentía les merece el respeto de toda la tribu.

En otros casos, se utilizaba esta práctica para designar la edad de una persona según el número de cicatrices que tuviera en la cara, o para mostrar a través de cicatrices en forma de zigzag realizadas en la pierna de la mujer, que ésta ya estaba apta para ser elegida como esposa.

Casi todas las etnias han practicado algún tipo de escarificación corporal. Los africanos mbororo, quizás por su condición de nómadas y al estar poco influidos por las corrientes modernas, siguen practicando la escarificación hasta el presente y pasan horas cuidando su aspecto físico, trenzándose el cabello y decorándoselo y tatuándose la cara y el pecho.

En otros pueblos sólo se puede apreciar este tipo de ‘arte corporal’ en los individuos de más edad.

Desde la visión médica, esta clase de intervenciones en la piel puede causar grandes infecciones, hemorragias, daño permanente en la piel. Cada persona es libre de hacerlo que desee con su cuerpo, pienso que esto no es por hacerlo por moda ya que será para la eternidad, es una técnica de muchísimo cuidado y no se debe tomar a la ligera.

Las personas deben tomar conciencia de lo que harán, la salud es primero, esto lo debe realizar alguien con muchísima experiencia, esto no es para principiantes.

Los diseños de escarificaciones suelen ser simples, por la técnica y por tradición. Muchas figuras geométricas, guardas, líneas paralelas, cuadriculados, etc.

Sin embargo, aunque pensemos lo contrario, estas cicatrices no son solo adornos corporales, cada una transmite mucha información: la tribu, el status social, el paso de la infancia a la madurez, las hazañas del portador,…Por poner un ejemplo, a veces cada línea que se marca en la piel hace referencia a los enemigos que se han abatido.

Es un proceso muy doloroso, ya que nunca se deja cerrar completamente la herida. Las culturas varían, y se debe al máximo respetarlo, pero pienso que lo que se realiza en  Occidente, no se compara en nada con lo ya mencionado antes, acá literalmente cortan la piel y la retiran, eso si es ser salvaje.
Imagen 1. Vemos el diseño y los cortes con el bistury


Imagen 2 

Imagen 3. Toda la piel que han retirado.



lunes, 5 de julio de 2010

Muebles Humanos o Fornifilia.



Es la transformación temporal de la parte sumisa por parte de su Amo en mueble. Es una técnica usada por algunos en el BDSM. Donde se puede mezclar bondage, humillación, y la utilización como “objeto” de la parte sumisa durante el juego de fornifilia, recalcando que no tiene voluntad, y será usado como solo un elemento inerte.


Al convertir la parte sumisa en mueble se puede manejar como un castigo (bueno, eso va en los gustos de ambos). Se exige inmovilidad absoluta, hasta se puede colocar en posiciones incomodas. El tiempo depende únicamente de su Amo, pero se debe recordar la circulación sanguínea, Se recomienda que este desnuda para poder verificar la circulación en caso de bondage, se recomienda no colocar mordazas en las primeras veces que se realice la técnica y para que la parte sumisa avise si esta presentando algún percance.

Es una técnica de bastante humillación al negarle su humanidad, a diferencia de los juegos de animales que pueden emitir sonidos como ladrar o dependiendo el rol animal que estén realizando.


Puede ser cualquier tipo de mueble, mesa, silla, lámpara, candelabro, perchero, reposapiés, bandeja, alfombra, de cenicero, caneca, lo que el Dom desee.

Algunos Dom que les gusta el scat, utilizarían a sus muebles humanos como WC o como papel higiénico junto a el WC, para realizar su limpieza con la lengua.

Algo importante es tener en cuenta el peso de las cosas que se pondrán para que la parte sumisa no se canse pronto.


Ya va en la imaginación de cada Amo.

Algo importante recordar y que no sobra decir es que no debemos olvidar nunca la seguridad de la parte sumisa, es el bien más preciado, y cada sumiso es distinto en forma física y mental, para algunos puede ser muy humillante, y para otros placentero, pueden adicionar cosas como por ejemplo plug anales, bolas chinas, vibradores, y etc, etc.